jueves, 31 de enero de 2013

Sin collares, sin pulseras, sin anillos

A veces me gustaría poner más interés en los adornos que las mujeres usamos.  Dedicar unos minutos de la mañana para elegir los aretes, pulseras, collar o collares más adecuados para el outfit de ese día. Pero no.


Pensando en el porqué de este desinterés, me remonté a mis épocas escolares, más específicamente a la adolescencia. En ese tiempo sí quería adornarme, pintarme las uñas y adornar mis dedos con anillos.


Cuando tenía 11 años les pedí a mis papás que me compraran unos collarcitos de plástico que estaban de moda. Eran unos que se pegaban al cuello. Aun los tengo.


Plastiquito azul


Plastiquito marrón


Lindo detalle de mostacillas

Cuando tenía 13 años, que estuve sin mis padres en otro país, aproveché y me compré (con la plata que me dieron para el viaje) mil tonterías. Había unas pulseras de metal, tipo resorte. También había las de cuentitas con una liguita que siempre se rompían.  Compré un anillo de esos regulables con una figura de delfín (mi animal favorito).

Pero luego de eso, a excepción de unos collarcitos que mi mamá me compró en mis primeros años universitarios, y uno que otro par de aretes baratos, no tuve más adornitos de uso diario. Y es que había que pedir dinero a mis papás. Como no me daban propina, no me sentía cómoda pidiendo dinero para esas cosas. Me daba vergüenza. Y tengo la impresión que ese hecho generó que poco a poco fuera perdiendo el interés por ponerme adornitos.

Respecto a los aretes es otro tema. Tengo alergia a cualquier metal que no sea oro, y por eso se quedó como costumbre usar mis pequeños aretes antialérgicos que tengo desde niña. No me los quito para nada, sólo muy de vez en cuando cambio mis aretes por otros más simpáticos, pero sólo por unas horas.

No diré que en la actualidad no tengo ninguna pulsera, ni ningún collar. Sí, los tengo. Pero son muy pocos, y son de aquellos que a pesar de no ser de oro o plata, hay que guardarlos con mayor cuidado porque costaron algo más de dinerito.

Cuando veo a chicas que tienen muchas de estas joyitas me pregunto si es normal mi desinterés al respecto. ¿Debería esforzarme por desarrollarlo y tratar de usar más de estos detalles femeninos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...